Archive | Abril 2012

ANTE LA REUNION DEL CONSEJO DE GOBIERNO DEL BCE EN BARCELONA

 

COMUNICADO ASSEMBLEA SOCIAL DE CATALUNYA

 

ANTE LA REUNION DEL CONSEJO DE GOBIERNO DEL BCE EN BARCELONA

Los próximos días 2, 3 y 4 de mayo están previstas en la ciudad de Barcelona diversas actividades y la reunión del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo. Dicha cumbre estará protegida por un enorme y costoso dispositivo de las fuerzas de seguridad, unas 7.000, entre mossos de esquadra, policía nacional y guardia civil.

Ese ejercicio exagerado y ridículo de “protección” expresa el servilismo de los gobiernos de la Generalitat y del Estado español al instrumento más poderoso de la Unión Europea para la aplicación de las políticas neoliberales en el actual contexto de la crisis económica en Europa, y pone en evidencia  el temor de las administraciones al malestar de la ciudadanía ante dicha institución y su responsabilidad en el agravamiento de la crisis.

Junto con la Comisión Europea y el Consejo Europeo son las instituciones europeas responsables del deslizamiento hacia la recesión del conjunto de la UE, y del hundimiento en la depresión de Grecia, Portugal, Irlanda y España.

El Banco Central Europeo suma a los numerosos errores en la gestión de los tipos de interés durante la anterior etapa bajo la presidencia de Jean-Claude Trichet que precipitaron la crisis en Europa, los errores que se derivan de la defensa de la estabilidad de precios como principal objetivo económico, en lugar de la creación de empleo y el crecimiento económico.

Su obcecación en justificar y vigilar la aplicación de las políticas de ajuste, de reducción del déficit y de la deuda por los estados miembros a pesar de sus consecuencias desastrosas; la dosificación de las aperturas de liquidez y compra de deuda en función del cumplimiento de las “reformas estructurales” y de la reducción del gasto público por los gobiernos, lo convierten en un obstáculo para la superación de la crisis.

Los miembros del Consejo de Gobierno del BCE han sido promovidos por los lobbys financieros y las grandes multinacionales, y se someten en lo fundamental a las directrices económicas de los gobiernos de Francia, y especialmente de Alemania. Pero su falsa independencia no les exonera de culpa.

EL Banco Central Europeo sirve los intereses de los responsables de la crisis y lejos de rectificar las políticas fracasadas persiste en las recetas del fundamentalismo neoliberal  que nos empujan al desastre económico, la pérdida de derechos sociales, y la destrucción de la democracia. EL BCE se ha convertido en el enemigo de los ciudadanos y ciudadanas de los Estados y pueblos de Europa.

La Assemblea Social de Catalunya llama a la ciudadanía, a la clase trabajadora, a expresar pacíficamente su rechazo al BCE y sus políticas, declarando a los miembros de su Consejo de Gobierno  “personas no gratas”.

Barcelona, Mayo 2012

Anuncis

1 de mayo – Movilización, unidad y lucha

 

 

En este Primero de Mayo, unidad, movilización y lucha, contra lo ofensiva neoliberal, es decir, contra la ofensiva del Capitalismo, contra los derechos sociales, la economía y la dignidad de la clase trabajadora.En homenaje a la clase trabajadora, la canción que John Lennon escribió para la clase obrera:

Héroe de la clase obrera

En cuanto naces te hacen sentir pequeño
sin darte tiempo en lugar de dártelo todo
hasta que el dolor es tan grande que no sientes nada
un héroe de la clase obrera es algo que ser
un héroe de la clase obrera es algo que ser

Te hieren en la casa y te pegan en la escuela
te odian si eres listo y te desprecian sieres tonto
hasta que estás tan perdidamente loco que no puedes seguir sus reglas
un héroe de la clase obrera es algo que ser
un héroe de la clase obrera es algo que ser

Cuando te han torturado t aterrado durante veinte y tantos años
entonces esperan que aprendas un oficio
cuando estás tan asustado que no puedes funcionar
un héroe de la clase obrera es algo que ser
un héroe de la clase obrera es algo que ser

Te drogan con la religión, el sexo y la televisión
y te sientes tan bien sin clases y libre
pero aún eres un pobre campesino hasta donde puedo ver
un héroe de la clase obrera es algo que ser
un héroe de la clase obrera es algo que ser

Hay un lugar en la cima, te siguen diciendo
pero primero tienes que aprender a sonreír mientras matas
si quieres ser como la gente en la colina
un héroe de la clase obrera es algo que ser
un héroe de la clase obrera es algo que ser
Si quieres ser un héroe, bueno sólo sígueme
si quieres ser un héroe, bueno sólo sígueme

Una oportunitat per a la III República

 

La gent d’EUiA som i hem estat sempre republicans, això significa que seguim lluitant políticament per l’enderrocament de les institucions aristocràtiques. Això implica també que treballem en la recuperació de la memòria dels represaliats republicans per la dictadura franquista i seguim exigint a l’Estat Espanyol un reconeixement que dignifiqui el bàndol republicà que va lluitar per la legítima democràcia. La República és el sistema polític en què el poble té la sobirania o la facultat d’exercir el poder i aquest no està en mans d’una aristocràcia. Qualsevol sistema polític que es pretengui democràtic ha de ser una República. No obstant això, encara avui perviuen anacrònicament en alguns estats monarquies aristocràtiques que detenen part de la sobirania que hauria de ser el poble, com el poder de veto o el comandament dels exèrcits.

A l’Estat Espanyol segueixen presents institucions de l’edat mitjana com la monarquia borbònica que aliada amb els nous poders financers internacionals exerceix de poder opressor i dificulta encara més el progrés de les nacions. Una monarquia que segueix vigent com a conseqüència d’un alçament militar contra la Segona República i que ha estat connivent amb més de quaranta anys de dictadura feixista .Un dels més valuosos llegats de la II República espanyola és sens dubte el pensament republicà i els seus valors, perquè si ahir van ser exemplars, avui encara romanen vigents: la llibertat, la igualtat, la laïcitat, la virtut cívica, el federalisme, el respecte dels drets humans. En una paraula, el compromís amb una democràcia avançada.

La II República va ser el primer règim realment democràtic en la nostra Història, amb mesures tan decisives com la implantació del sufragi vertaderament universal amb reconeixement del dret al vot de les dones. La Constitució de 1931 va ser també la primera que va abordar el reconeixement dels drets socials i econòmics, i les bases del que avui coneixem com a Estat de benestar. Així mateix, va tractar de resoldre el problema de l’articulació territorial d’Espanya mitjançant el sistema d’estatuts d’autonomia elaborats per iniciativa dels territoris que aspiraven al seu autogovern i es va avançar a proclamar la renúncia a la guerra com instrument de política internacional. La Carta Magna va instaurar un Estat modern, laic i democràtic. Va introduir el principi de laïcitat de l’Estat i mesures com el divorci, el matrimoni civil i l’ensenyament laic. La Constitució republicana de 1931 definia Espanya com “una república democràtica de treballadors de tota classe, que s’organitza en règim de Llibertat i de Justícia”. La II República va aprovar els estatuts d’autonomia de Catalunya i Euskadi. El cop d’estat de 1936 i la guerra van impedir debatre el de Galícia i altres iniciatives autonòmiques iniciades a València, Aragó, Castella, Balears i Andalusia. Tot l’anterior apunta que si la II República hagués sobreviscut, molt probablement el sistema de regions autònomes s’hagués generalitzat.

Els valors i les propostes iniciades durant la II República tenen a veure amb les preocupacions culturals i polítiques dels ciutadans d’avui. No es pot parlar de continuïtat, però aquella experiència és per a la democràcia actual un antecedent de curta durada que va sucumbir davant la força d’interessos i d’organitzacions antidemocràtiques. Defensar la memòria en tantes generacions dels valors republicans ens porta també a rebutjar amb fermesa les diverses maniobres que pretenen denigrar la realitat del que va ser la II República espanyola. Perquè la II República va marcar un pas decisiu en la consideració dels espanyols com a ciutadans d’una democràcia, a més, en associar canvi polític i reformes socials distributives, es va situar en l’espai de la modernitat des del qual emergeix la noció de ciutadania social.

I és que el pensament republicà, els seus anhels i valors, no es van esgotar ni amb el franquisme ni amb la transició. La construcció d’una proposta política republicana ha d’anar més enllà del canvi en la direcció de l’Estat. Ha de ser una proposta que desenvolupi un marc comú de valors, de drets i de llibertats amb què els republicans ens sentim identificats, un projecte constitucional cap a la III República.

Ricard Sànchez
Coordinador d’Esquerra Unida i Alternativa (EUiA) del Bages

Per què no marxes ara mateix?

El fet ha estat descomunal. Un cop més la vergonya del titular s’apodera del ressò internacional. L’estètica del fenomen i la falta d’empatia amb el somni dels febles sembra de pedres dels camins de simpatia amb la figura històrica de la monarquia. Les esquitxades d’Urdangarin i els jocs de Froilà han desfilat la troca idíl·lica de la corona. El cost econòmic dels capricis privats de Joan Carles ha estat com una galleda d’aigua freda en els milions de ciutadans que dia rere dia fan malabarismes per salvar les seves cases i arribar a final de mes. És precisament la cacera d’elefants, o en altres paraules, el tir del privilegi a un animal en perill d’extinció per la caça exacerbada de l’home i la desforestació, la que conrea els camps de la vergonya amb les pràctiques il·legítimes de les nostres elits. (És conegut que certs individus de les elits per rentar les seves vergonyes s’uneixen a causes solidàries, ambientalistes, etc, per pura imatge, però la veritat que WWF-Adena, una organització que realitza una àmplia tasca a favor de la conservació de la natura tingui com a president d’honor el rei Joan Carles sembla una burla a la defensa del medi ambient, crec que aquesta organització per legitimar la seva organització hauria de revocar del seu càrrec a aquest senyor) .
En l’aniversari de la República, la ciutadania assimilava entre la hilaritat i l’estupor que el rei estigués ni més ni menys que caçant un elefant, i amb reincidència, a Botswana. I amb milers d’euros de la ciutadania (tinc clar que el grup parlamentari  d’Esquerra Plural demanarà explicacions a la Casa Reial i exigirà el reintegrament de les despeses del secret viatge reial). Em demano si per anar de caça deu fer servir les escopetes que compra al fabricant italià Fabbri, d’armes de luxe. Les escopetes que fabrica són molt valorades en el mercat d’aquesta mena d’armament, i tal com mostren webs especialitzades, el preu va dels 50.000 dòlars (38.000 euros) als 175.000 dòlars (133.000 euros) per cada escopeta. Segons alguns diaris, Joan Carles hi va viatjar dilluns de Pasqua, just el dia que el govern de Rajoy aprofitava per anunciar una retallada de 10.000 milions en educació i sanitat. El rei espanyol va caure mentre era amb uns altres caçadors i s’ha trencat el maluc per tres llocs diferents; l’han hagut de traslladar en avió a Madrid i l’han operat d’urgència. La caiguda del rei ha servit al ciutadà del carrer per conèixer amb més detall les distraccions de la seva noblesa.
Fa unes setmanes, va proclamar que no el deixaven dormir els problemes del país i de la joventut. Si tingués dignitat, si mirés un instant l’asfixiant atmosfera en què s’ha convertit el país, si reparés en el sofriment social que el malbaratament i la incompetència dels seus han creat, Joan Carles de Borbó abdicaria immediatament i Espanya posaria fi a una servitud que serà durament jutjada per la història.
No podem saber quant temps més haurem de suportar aquesta monarquia però la distància entre les mans aspres de la pobresa i les capes distants de la corona és la que sembra la indignació popular i tot té el seu límit.

Divendres 20 d’abril del 2012

¿Quién puso al “indignado” de La Habana en el programa “Salvados” de La Sexta TV ?

 

 

VER VIDEO cuyo guión es este texto

http://www.cubainformacion.tv/index.php/lecciones-de-manipulacion/42793-iquien-puso-al-indignado-de-la-habana-en-el-programa-salvados-de-la-sexta-tv

 

Participa en You Tube en el debate sobre este video e inserta tus comentarios

 

José Manzaneda, coordinador de Cubainformación.-

 

         ¿Por qué tienes miedo?

         Porque a lo mejor me desaparecen.

         ¿Cómo que te desaparecen?

         Eso es lo que se dice por ahí, que desaparecen a la gente.

         Pero esto lo estamos grabando para una televisión española…

         Que me desaparezcan… hay que enfrentar…

 

Así se expresaba un joven cubano contra el Gobierno de su país, ante la cámara del programa “Salvados”, de la cadena española “La Sexta”, cuyo equipo viajó a Cuba para reflejar los cambios económicos en el país (1).

 

A pesar del sonoro disparate -la acusación de que el Gobierno cubano “desaparece” personas, al estilo de las dictaduras militares del Cono Sur- esta persona era presentada, en la página web del programa, como “Un indignado en la Plaza de la Revolución de La Habana” (2). Una retorcida y ofensiva comparación con las miles de personas participantes en el movimiento de “Los indignados”, que en varios países protestan contra los abusos del sistema capitalista.

 

Y es que ése era, precisamente, el mensaje del citado programa: la supuesta adopción de medidas “capitalistas” en Cuba. Su título, de hecho, “Recortando la Revolución”, es una alusión a los recortes del gasto social en los países capitalistas de Europa. En el programa, por ejemplo, se hace una comparación un tanto desubicada entre los recortes del gasto social –en educación, salud, cultura o asistencia social- en ricas economías capitalistas, con el recorte del aparato burocrático estatal cubano, cuyo aligeramiento, en cualquier caso, va de la mano de la reubicación laboral de los trabajadores y de la creación de empleos alternativos. “¿Y ahora (en Cuba) qué va a haber que hacer, recortes como en España, en la salud y en la educación? (…) Vengo de un país capitalista donde nos están diciendo lo mismo…” –comenta el presentador a un entrevistado-.

 

En la propia web del programa, se lee que “algunas de (las medidas en Cuba) son abiertamente capitalistas, como el permiso para abrir negocios privados o la compraventa de casas y coches”. Todo ello sin explicar, por ejemplo, que el grueso de la economía cubana sigue en manos del Estado, o que los negocios particulares –a los que no se permite la acumulación de tipo capitalista- no son un actor económico central, sino complementario a las empresas públicas.

 

Un segundo mensaje del programa es el de la supuesta falta de democracia y libertad en la Isla, algo que lleva al presentador a hacer comentarios un tanto inverosímiles: “Si aquí (en Cuba) el Gobierno toma unas medidas de austeridad con las que la población no está muy de acuerdo, no se monta ninguna movilización, pero igual (sí que) habría ganas de montarla…”

 

Es decir, el presentador, el conocido “Follonero”, llega al absurdo de llamar “medidas de austeridad del Gobierno con las que la población no está muy de acuerdo” a los cambios económicos propuestos y debatidos por el propio pueblo, en centenares de miles de asambleas (3). Posiblemente, la audiencia de La Sexta, compuesta en gran parte por población joven desocupada o subempleada, estaría más interesada en conocer cómo es posible lograr, en un país, la participación de casi 9 millones de personas en la discusión de los cambios necesarios en la economía. Pero esto quizá sería como reconocer que Cuba está en condiciones de dar más lecciones de democracia que las que pueda recibir de Europa.

 

En el programa, que fue rodado en los días previos a la visita del Papa a la Isla, también se habló de libertad religiosa, repitiendo el viejo mito de la supuesta persecución, años atrás, de las prácticas religiosas: “¿Era un imposible que en una isla como Cuba, donde el cristianismo, el catolicismo, fue perseguido, llegasen Vds. a este punto de aceptación por parte del régimen?” –pregunta el presentador al párroco de Santa Rita  –curiosamente, la iglesia que da espacio de reunión a las llamadas Damas de Blanco-.

 

En el programa, nadie explica que el pasado enfrentamiento entre la Revolución cubana y la Iglesia católica fue consecuencia del respaldo de ésta última a las élites económicas del país y de su complicidad con la derrocada dictadura de Batista. A pesar de ello, en Cuba siempre existió libertad de culto, y el resto de iglesias han tenido, en cualquier caso, una relación normalizada con el Gobierno de la Isla.

 

El programa, de hecho, refleja cuál es el concepto de libertad religiosa que reivindica hoy la jerarquía católica cubana, más cercano al control de espacios en educación y medios de comunicación que , hoy por hoy, chocan con los principios de igualdad, propiedad pública y laicidad que ampara la Constitución del país. El mencionado párroco, José Félix Pérez, señalaba estas prioridades: “El acceso a los medios de comunicación está muy regulado todavía, la presencia de la Iglesia en el ámbito educativo también…”

 

“Salvados”, del canal La Sexta, dio además un nuevo espaldarazo propagandístico a las llamadas Damas de Blanco, cuya líder Berta Soler se negaba a condenar el bloqueo económico de Estados Unidos contra su propio pueblo. Su repulsa, evidentemente, supondría la pérdida del respaldo económico de sus “hermanos” de la extrema derecha de Miami, a su vez sostenido con fondos gubernamentales norteamericanos. “Estamos muy agradecidas de los hermanos exiliados cubanos”, decía Soler a la cámara de La Sexta. Curiosamente , la razón para no denunciar el bloqueo es que éste “es un asunto político”, en el que las Damas de Blanco no entran. “¿Protestarían también en contra del bloqueo de EEUU contra Cuba desde hace más de 50 años?” –pregunta el presentador-. “Las Damas de Blanco –responde Berta Soler- no hablamos de política, las Damas de Blanco no decimos con el bloqueo (sic), sí le digo que el bloqueo que hay es el bloqueo interno en Cuba”.

 

El carácter “apolítico” de las llamadas Damas de Blanco se hacía evidente en las declaraciones a cámara de varias de ellas: “Tengo muchos deseos de vivir en un país libre y que en Cuba reine la democracia, con elecciones libres y pluripartidistas” –afirmaba otra del grupo-. “Y esta democracia que estamos buscando, y la libertad que estamos buscando para el pueblo de Cuba, este grupo de mujeres y un grupo de hombres las vamos a buscar (sic)” –gritaba a la cámara la portavoz del grupo-.

 

Pero regresemos al personaje del comienzo, el “indignado” de la Plaza de la Revolución. Sus acusaciones contra el Gobierno cubano son tan burdas que sorprenden al propio Jordi Évole, el Follonero, que le replica: “¿Cómo es que no ha venido ningún policía, si nos han visto aquí, grabándote? Viéndote la camiseta que llevas verán que muy contento con lo que pasa no puedes estar…”

 

En su cuenta twitter, este presentador reconocía que aquel joven dijo “unas cosas que yo pensaba que no se podían decir en Cuba…”, a la vez que reconocía que en la Isla no estuvieron “sujetos a ningún tipo de censura ni de control”.

 

El Follonero juraba, además, que aquella persona no había sido puesta a propósito por el programa. Sin embargo, aunque no dudamos de su palabra, ¿fue realmente fortuita la aparición de aquella persona ante las cámaras de La Sexta? Viendo otras imágenes, también de televisión, tomadas apenas una semana después, se podría deducir que no. En ellas, se ve a la misma persona, ahora en declaraciones –por supuesto, también contra el Gobierno cubano- a otro medio internacional, el canal de Miami Univisión, sobre la visita del Papa a la Isla.

 

Y es que, en La Habana, pintorescos perseguidores de medios de comunicación extranjeros, cuyo objetivo es acceder a los jugosos “fondos para la democracia en Cuba” o, sencillamente, construir un expediente de opositor político que les garantice una visa para emigrar a EEUU, se cuentan hoy por centenares.

 

 

(1) http://www.lasexta.com/sextatv/salvados/completos/salvados_en_cuba__recortando_la_revolucion/595863/1

 

(2) http://www.lasexta.com/salvados/inicio

 

(3) http://www.cubainformacion.tv/index.php/cuba/economia/40606-cuba-datos-sin-lupa

(4) http://www.ruinasdigitales.com/cristianismoyrevolucion/cyrlaiglesiacatolicaylarevolucioncubana55/

(5) http://www.cubainformacion.tv/index.php/lecciones-de-manipulacion/25756-como-financia-eeuu-a-la-qdisidenciaq-cubana-y-van-ya-150-millones

España, ¿cuál España?

 

CSS / SV

Por Atilio Boron – 15/04/2012

El argumento más socorrido de los enardecidos funcionarios de la Corona es que cualquier agresión a Repsol-YPF sería un ataque a España y, por ende, a los españoles.

 

 

 

Repsol-YPF

El entredicho entre el gobierno argentino y la empresa Repsol-YPF ha desencadenado una virulenta reacción de parte de funcionarios del gobierno ultraconservador español. Las declaraciones del Ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo; de la Vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría y la del Secretario de Estado de España para la Unión Europea, Iñigo Méndez de Vigo, revelan que a pesar del largo tiempo transcurrido estos funcionarios de la Corona todavía no se percataron del resultado de la batalla de Ayacucho que, en 1824, terminó de demoler los restos del imperio español en esta parte del mundo.

 

Tanto su “puesta en escena” -rostros endurecidos de furia, frases altisonantes, dedo índice en ristre de García-Margallo- como el contenido amenazante de sus declaraciones, especialmente la del tal Méndez de Vigo diciendo que Argentina se convertiría en un “apestado internacional” y sufriría “consecuencias malísimas” en caso de que se afectaran los intereses de Repsol-YPF son un oportuno recordatorio de que, lamentablemente, las peores tradiciones del colonialismo español siguen vivas y regurgitan cada vez que sienten que alguna de sus antiguas colonias se aparta del curso de acción fijado por la antigua metrópolis.

 

La violencia simbólica desatada en estos días se inscribe en el sórdido panorama que presenta la España actual, atribulada por una profunda crisis económica y por el fenomenal retroceso experimentado en materia de derechos ciudadanos y libertades públicas. Hace apenas un par de días que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, hizo pública su intención de vigilar y maniatar las redes sociales por lo que toda convocatoria a protestas o manifestaciones políticas de cualquier tipo hecha a través de las mismas será tipificada nada menos que como un delito penal. A partir de esa iniciativa, el gobierno español podrá perseguir a quienes, en su peligroso delirio, califica como “grupos radicales antisistema” involucrados en novísimas formas de “guerrilla urbana”.

 

Todo esto con el afán de impedir que las víctimas del brutal ajuste neoliberal impulsado por el Partido Popular puedan oponer resistencia y luchar contra la injusticia de un proyecto al que sola y exclusivamente le preocupa salvaguardar los intereses del capital, no el bienestar del pueblo. Pese a ello son muchos quienes con ingenuidad todavía confunden un régimen capaz de producir estas muestras de despotismo con la “democracia.”

 

El argumento más socorrido por estos enardecidos funcionarios de la Corona es que cualquier agresión a Repsol-YPF sería un ataque a España y, por ende, a los españoles. No hay que caer en esa trampa. El pleito no es con España o los españoles sino con su burguesía, que explota y desangra a los pueblos tanto fuera como dentro de España, cosa que hoy es evidente hasta para un ciego. Porque España no es esa pandilla de saqueadores profesionales, dignos descendientes de quienes cometieron en nuestras tierras el mayor genocidio de la historia, amparados por la maléfica alianza entre la cruz y la espada. España no son esos especialistas en vaciar empresas y en arrancar pingües ganancias como lo han hecho por toda Latinoamérica y el Caribe bajo la protección de sus padrinos políticos, sean estos Felipe González, José María Aznar o Mariano Rajoy. España no es esa Corona nauseabunda y parasitaria, hundida en una ciénaga de escándalos que “la prensa seria” de la península se encarga de disimular.

 

Para nosotros España es la poesía de Miguel Hernández, Rafael Alberti y Federico García Lorca; las pinturas de Pablo Picasso; la música de Manuel de Falla y Pablo Casals; la filosofía de Manuel Sacristán Luzón, y de mi inolvidable maestro Adolfo Sánchez Vázquez. España es la extraordinaria labor de los republicanos exiliados en México: Wenceslao Roces, José Gaos y Eugenio Imaz, entre otros, eximios traductores al castellano de “El Capital” y otros textos de Karl Marx, así como de muchos otros autores del pensamiento clásico. España, por último, es el indoblegable heroísmo de la Pasionaria y los anarquistas y comunistas que lucharon contra la barbarie franquista, de la cual Rajoy, Aznar y el Partido Popular son sus indiscutibles herederos.

 

Estos energúmenos, tardíos sobrevivientes de un conjuro medieval, representan con sus exabruptos de hoy lo peor de España. Son los perros guardianes de los filibusteros de traje y corbata que siembran miseria dentro y fuera de España. La lucha es contra esa España, no contra los españoles ni mucho menos contra la otra España, con la cual nos sentimos hermanados.

 

 

 

La Haine

Repsol-YPF: depredación y contrastes

CSS / SV

Editorial de \”La Jornada\” – 16/04/2012

 

REPSOL
En días recientes, el diferendo entre la petrolera Repsol-YPF y el gobierno de Argentina ha crecido hasta adquirir tonos de conflicto internacional. El pasado jueves, el ministro español de Industria, José Manuel Soria, afirmó que cualquier “gesto de hostilidad” contra empresas de su país sería interpretado como un gesto “hacia España” y traería “consecuencias”. Ayer, el canciller español, José Manuel García-Margallo, pidió al gobierno de México –en su calidad de presidente pro témpore del G-20– que ayude a la petrolera trasnacional ante la perspectiva de una posible nacionalización por el régimen de Buenos Aires, llamado que es imposible desvincular del interés económico de las autoridades de nuestro país en la firma española, redimensionado tras la reciente adquisición –con dinero público y con resultados desastrosos para México— de casi un 5 por ciento de sus acciones por Petróleos Mexicanos.

 

Es importante subrayar que la referida confrontación entre la petrolera trasnacional y el gobierno argentino no se debe a una “actitud hostil” del segundo hacia la primera, ni mucho menos a un capricho de la administración que encabeza Cristina Fernández de Kirchner, sino, fundamentalmente, al incumplimiento por Repsol-YPF –que controlan 37 por ciento de las reservas petroleras de la nación sudamericana y 55 por ciento del mercado de combustible– de sus compromisos de inversión en la industria petrolera argentina, lo cual afecta las necesidades y la soberanía energéticas de ese país.

 

El telón de fondo ineludible es el historial de saqueo y de afectaciones que ha protagonizado la empresa petrolera española a las poblaciones y a los patrimonios de naciones como Argentina y México. En el país sudamericano, dicho historial puede rastrarse desde el propio proceso de privatización de YPF bajo el gobierno de Carlos Menem: éste, tras haber asumido la deuda de la empresa petrolera y haber despedido a casi 35 mil de sus trabajadores, remató YPF en una operación irregular y a un precio muy por debajo de su valor. Para colmo, en los casi tres lustros transcurridos desde la venta de YPF a Repsol, el comportamiento de ésta ha distado mucho de ser benéfico para los argentinos: por el contrario, se ha caracterizado por una disminución de las reservas petroleras del país sudamericano, por una maximización de las ganancias por concepto de exportación, por un reparto de la mayor porción de las utilidades entre los accionistas de la petrolera y, en consecuencia, por un aporte ínfimo al desarrollo de la industria argentina de los hidrocarburos, en lo que constituye un claro ejemplo de neocolonialismo económico.

 

Por lo que hace a nuestro país, los preceptos constitucionales que reservan al Estado la potestad exclusiva sobre actividades del ramo energético no han impedido que Repsol se haga de jugosas oportunidades de negocio en el sector: así ha ocurrido, por ejemplo, con la venta, por parte de la petrolera española, de gas importado de Perú a la Comisión Federal de Electricidad –a un precio muy por encima de su valor real–, y con la proliferación de los permisos para productores independientes de electricidad, que actualmente generan 55 por ciento del flujo eléctrico que se consume en el país y entre los que Repsol detenta una posición privilegiada.

 

Así pues, la trayectoria de Repsol tanto en Argentina como en México es emblemática de la depredación y la rapiña corporativa que ha prevalecido en la región a partir de la oleada de privatizaciones y de la apertura indiscriminada de las economías a capitales extranjeros –mineras, petroleras, generadoras de electricidad, instituciones financieras, entre otras–: tales procesos, impuestos en nuestros países por gobiernos neoliberales como los de Menem y Carlos Salinas de Gortari, se han saldado con el incumplimiento impune de las leyes y normas nacionales por las empresas, con la obtención de cuantiosas ganancias económicas a cambio de mínimas aportaciones a las economías nacionales, con depredación financiera y ecológica y con afectaciones a la vida cotidiana de la población.

 

Resulta desolador que mientras Argentina busca recuperar la soberanía sobre sus recursos naturales y sobre un sector estratégico de su economía, como el petrolero, el gobierno calderonista se empeñe, en un afán inexplicable por beneficiar a Repsol a costa de lo que sea, en un rumbo de acción que no sólo ha creado graves problemas internos, sino ha causado, por distintos frentes, un grave quebranto monetario al erario.

 

Si Calderón cede a las presiones del gobierno de Mariano Rajoy, provocará un deterioro de la relación bilateral con Argentina y del proceso de integración latinoamericano en general, afectado de por sí por la decisión de las administraciones panistas de marginar a México en la región. Lo pertinente, en suma, es aprender de los ejemplos procedentes de Sudamérica, lo cual, en este caso, implica poner un alto a la política de entrega de los recursos naturales nacionales a los depredadores de la escena internacional.

 

 

 

La Jornada